Buscar este blog

jueves, 15 de julio de 2010

Excursión al pantano de Leurza



EN medio de la Navarra Atlántica, en la zona norte de la Comunidad Foral, se encuentran los embalses de Leurza, unos lagos de montaña que surgen como una atractiva sorpresa para el visitante.

Los embalses, que están ubicados en una cuenca cerrada cubierta de hayedos, fueron declarados área natural recreativa. Debido a esto, este espacio natural ha sido acondicionado con varios merenderos, con paseos señalizados y con numerosos puntos de información.

Estos dos embalses situados entre los términos municipales de Urroz y Beintza Labaien son conocidos como Leurza Superior y Leurza Inferior.

Parte del embalse conocido como Leurza Superior se encuentra en el término municipal de Urroz. El resto, en el de Beintza Labaien. Este embalse tiene una capacidad de 0.6 hectómetros cúbicos y una superficie de 2 hectáreas.

Leurza Inferior se encuentra en su totalidad en el término municipal de Urroz y es algo más extenso y profundo que el embalse Leurza Superior. Tiene una capacidad de 0.8 hectómetros cúbicos y una superficie de 3 hectáreas.

Una sugerente manera de deleitarse con el enclave en el que se hayan estos dos embalses navarros es recorriendo un cómodo sendero señalizado de 3.5 kilómetros y 60 metros de desnivel. A lo largo de éste se revelan los usos, la fauna y la flora del lugar.

De esta manera, la escultura que puede contemplarse de la rana bermeja indica que este pequeño anfibio es el más característico del lugar.

Por su parte, la plaza dela carbonera, por ejemplo, viene a exaltar el antiguo uso de este bosque para la producción de carbón.

Estos embalses de Leurza, construidos en 1920 en medio de un bosque de hayas, vienen a completar un hermoso paisaje que puede contemplarse desde los miradores del Alto de Ezkurra o también desde el repetidor del municipio de Beintza Labaien.

Mañana viernes 16 iremos a l pantano de Leurza para hacer una excursión gastronómica. Andaremos 1 hora y después comida. El menú será: gazpacho, filetes con patatas fritas y postre. Todo acompañado con gaseosa y vino. Ya comentaremos a la vuelta.
La excursión ha sido un éxito: nos hemos bañado en el embalse y hemos comido en el merendero. Me he encontrado con un antiguo alumno de Historia, que iba acompañado de sus hijos, que estudian en el Redin. Hay que volver cuanto antes a este sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada